Milagro sobre ruedas

¿Que pasa cuando se cruzan dos buenos tipos con alguna cosita en común? Se necesita una pequeña chispa para que esos dos bonachones hagan explotar el universo con una buena acción.

Uno de estos pibes, que es más bueno que el Quaker es Diego Pereyra. Un ciclista frustrado que suele estar en todas las carreras, pero solo mirando (es chiste, es amigo de la casa y lo queremos un montón), disfruta de sus amigos ciclistas, dicen que una vez pedaleo como un buey pero últimamente esta pasión lo llevó a armar su propio negocio, que gira sobre rodillos “POWER BIKE” rodillos para bicis. La otra persona es querida por todos, desarrolló sus gemelos con Hernán Sanchez y luego abrió su propia escuela de MTB en Tunuyán. El tipo es respetado arriba y debajo de la bici (cosa que muchos todavía no pueden lograr). Se trata de José Alberto Sosa Catalán.

Bueno seguiríamos con la historia de estos dos pibes, pero sería muy empalagoso, porque hay muchas cosas buenas para contar de los dos. La cosa es que un día se encontraron y como al pasar entró en la charla que mantenían la anécdota de Mili. ¡CHISPAS! ¡Chispas por todos lados! No eran chispas de ideas, Diego ya había comenzado a soldar su idea. Unos rodillos adaptados a una medida especial para una chica especial.

Mili entrenando a full

La historia de Mili

Su nombre es Milagros Sanchez, tiene 24 años, tiene solo algunas incapacidades físicias (hipotirodismo y milelomeningoceles) pero está capacitada para un montón de otras cosas. Entre ellas buscar siempre la revancha y hacerle frente a la vida. Ella fue la chispita para que un montón de gente se conociera e intentara hacer girar el mundo de otra manera: ¡en forma de rueda de bicicleta!

Mili Pasó por muchas operaciones, (12 operaciones) algunas son una tortura, pero eso no la ha detenido, es muy inquieta y eso la hace distinta”- Nos cuenta Jose Sosa Catalán, su profesor. ”Yo la conocía desde que era alumna de mi mamá en la primaria, y mi vieja le tenía un gran cariño, y era mutuo. Ella ha pasado meses en cama sin poder moverse. El año pasado se le despertó la idea de participar en la maratón de la nieve, en Tunuyán y se animó a largar los 5 km con una silla de ruedas convencional

José explica que no sabe como llegó todo esto a oídos de Juan Maggi (de la Fundación Jean Maggi) http://www.fundacionjeanmaggi.org/ que entrega sillas a chicos con discapacidad. Acá tenemos a otro buen tipo que entra en la historia. La cosa es que en poco tiempo Mili tenía su bici especial que según ella es para “Superadaptados”

Las ideas se fueron uniendo mágicamente

Uno a veces piensa que las cosas simples no tienen mucho sentido pero pueden ir arrastrando otras cositas simples hasta hacerse una gran bola de nieve. Cuando hablamos con Juan, que si bien ya lo conocíamos llegamos a él gracias a Diego (sí, el de los rodillos) Nos asombró ver como comenzó la historia. Según José “todo empezó con el sorteo que hicimos en mtbmendoza.com.ar del rodillo de Diego (mágicamente se fue conectando todo) “Yo compre un rodillo después de que ustedes hicieron el sorteo (como no lo gané) no quedo otra que comprarlo y me contacté  con Diego. No recuerdo bien como fue, pero salió el tema de Mili y me dijo que le interesaba como un desafío personal hacer un rodillo que se adaptara a ella y así, de una semana a la otra, me dice que el rodillo para Mili ¡está listo! “-hay que probarlo para ver que hay que modificar-” , mientras  Diego diseño unas rampas para que pueda entrar andando».

Cuando llegué a casa lo probé y no le tuve que hacer nada”. Luego adaptamos un poquito más la bici que entregó Juan Maggi, cambiamos gatillera, cubiertas, la relación y cuando podemos la vamos  “tuneando” junto a la ayuda de Uco bikes, también Ricardo Ratzinger que es un gran amigo pero de todo esto se enteró en la Maratón de la Nieve. Ricardo notó como golpeaba la cadena, le diseño un tensor con unas poleas extra  y una pata de cambio trasera,  en fin entre todos vamos adaptando la bici aún más”- nos cuenta José entusiasmadísimo.

 

Superando sus propias metas

Siempre tratamos de inculcar a los que vienen pedaleando “atrás” de no compararse y superarse uno mismo (#notecompares #superatevos) Y esto Mili, lo tiene en la sangre. Ya quiere participar de su segunda maratón y bajar sus propios tiempos! Esto le ha servido como motivación y con toda esa inquietud llegó a la Escuela de MTB de José.

Vino a la escuelita con todas las ganas que la entrenáramos para ese desafío,  yo le explique que si bien soy entrenador, estaba limitado en conocimientos para trabajar con ella. Sin embargo comprendí que Mili me había puesto en un verdadero desafío a mí asique me puse a estudiar, tengo un equipo de profes de educación física  de la escuela de mtb, que me respalda, después me contacte con la profe que le daba gym postural y con Cristian Quiroga ( nutricionista)… y así empezamos a entrenarla”.

En los entrenamientos usamos cardiotacometro y medidor de cadencia, haciendo combinados métodos de entrenamientos tales como: entrenamientos continuos uniformes extensivos (CE),  continuos uniformes intensivos(CI) y continuos variables (CV1), etc.” Le falta el pizarrón y la tiza a José para contarnos todo lo que hace.

Hoy Mili entrena para su desafío y todo el equipo entrena para que Mili se supere. Se unieron a esta causa Diego Pereyra quién donó su trabajo y el rodillo adaptado especialmente para Mili y por supuesto la bici de la fundación Jean Maggi.

Nada más lindo que enterarnos de esto y compartirlo con ustedes. Diego, Jean y José y todo su equipo de colaboradores  se merecen todo el reconocimiento del mundo biker de Mendoza. Muchos likes, aplausos para estos tipos y toda, absolutamente toda la buena onda para Milagros. También pueden dejar sus comentario al pie de la nota.